in ,

Cómo saber si eres la persona tóxica en tu relación

La psicología nos ha demostrado que para los seres humanos muchas veces es más fácil ver al exterior que al interior, y en muchas ocasiones, los problemas que vemos en el exterior están relacionados con nuestros problemas internos. Por esta razón, podría suceder que tengamos una relación y nos hayamos convertido en alguien tóxico sin darnos cuenta.

En este sentido, es importante mirarnos a nosotros mismos y darnos cuenta de si estamos fallando. Por esta razón, en este artículo, te presentamos algunas señales que te dirán si te estás volviendo la persona tóxica de la relación.

Eres controlador/a

Nuestras parejas y las demás personas en general no son objetos de nuestra diversión que podemos manipular a nuestro antojo, por eso, si constantemente sentimos la necesidad de estar vigilando y controlando todo lo que nuestra pareja hace, es momento de que hagamos una pausa y veamos que está sucediendo en nosotros que causa esa actitud.

Una forma de advertirlo es imaginando que tu pareja comience a hacer todas esas cosas que tú haces con él, como decirle que ropa usar o con quien puede salir.

No estás para él o ella

Puede ser que seas de esas personas que siempre tienen un problema que contar, y nunca dejan de hablar sobre lo triste que son sus vidas o el mal día que han tenido, pero, cuando llega el momento de ser la persona que escucha, no haces más que repetir las mismas quejas y echas las preocupaciones del otro a un lado, lo que hace que el otro se sienta ignorado y rechazado.

Le buscas defectos y los señalas

Todos los seres humanos tenemos defectos, pero cuando queremos verdaderamente a alguien, somos capaces de aceptarlos tal y como son. No obstante, cuando empiezas a buscarle hasta el mínimo defecto a tu pareja y las señalas de manera directa o indirecta, tienes que revisarte y buscar el motivo que te ha llevado a tener tal actitud, puede ser que proyectes en tu pareja cosas que te desagradan de ti mismo o ti misma.

Lo usas como saco de boxeo

En este caso, no nos referimos a literalmente golpearlo o golpearla (si esto sucede deberías sentirte alarmado), hablamos de cuando te sucede algo malo y enseguida buscas descargar tu frustración en esa persona, sin importar si esta tuvo algo que ver o no.

En conclusión, es fundamental que estemos conscientes de los conflictos internos que podamos tener y trabajar en solucionarnos, ya que de este modo evitamos convertirnos en personas tóxicas.

¿Qué opinas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

relaciones de pareja

Descubre cuando es el momento para decir “te amo” a tu pareja

la mujer maravilla

5 datos de películas famosas que probablemente no conocías