in

Lindo Love

Cómo saber si están preparados para ser padres

A ciencia cierta, no existe una edad ideal para convertirse en madre o padre. Si bien se requiere de ciertas características físicas (que el cuerpo esté completamente desarrollado), también es necesario preguntarnos si somos capaces de cuidar de otra persona.

Lo que muchos piensan es que ser padre es cuidar de un bebé muy tierno y que en ocasiones puede ser tremendo, pero va más allá de eso. Tener un hijo no es solo cosa de cambiar pañales y preparar alimentos, más adelante ese niño crecerá y necesitará otro tipo de atenciones, necesitará aprender a hablar, caminar, luego deberá ir al colegio y en lo que menos esperemos será un adolescente.

Entonces lo primero que debemos pensar es si vamos a querer y apoyar a esa personita durante cada etapa de su vida mientras vivamos para verlo. Y ni hablar del gasto que requiere mantener a un hijo, por eso hemos preparado una serie de razones a tener en cuenta al momento de decidir ser padre. ¡Toma nota!

Eres independiente

No vives en casa de tus padres y nadie en el mundo paga tu manutención salvo tú mismo. Eres quien decide qué hacer con tu dinero.

Eres solvente

No tienes deudas y de hecho tienes ahorros. Debes tener dinero suficiente para sufragar los gastos de alguien más aparte de ti.

Estás completamente sano

No tienes ninguna enfermedad de cuidado o que te impida tener un hijo sano. Tampoco tu pareja.

Eres emocionalmente estable

No te dejas abatir fácilmente y tienes tu vida en orden. No pierdes tiempo ni esfuerzo en situaciones y/o personas que no valen la pena. Para ser padre, debes tener mucha paciencia y si no eres emocionalmente estable, esto te costará muchísimo.

Quieres tener un hijo

No se debería tener un hijo si no se tiene el deseo de ser padre. No te engañes con el cuento del reloj biológico o que más adelante se despertará tu instinto paternal/maternal. Tampoco lo hagas porque tu pareja sí quiere serlo, debe ser una decisión mutua.

Harás lo posible por ser un buen padre

Solo querer serlo no es suficiente, debes dar lo mejor de ti para aprender a cuidar de un hijo. Ser padre es la mayor prueba de que no eres una persona egoísta, pues le darás tu atención, tu tiempo, tu esfuerzo, y que invertirás dinero en su salud, bienestar, alimentación, educación, entre otros.

En resumen, asumir la responsabilidad de tener un hijo es un reto enorme para un ser humano, a pesar de que es una etapa natural de la vida. Ten presente que desde que nace hasta que pueda valerse por sí misma, esa persona dependerá de ti en muchos sentidos.

¿Qué opinas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Por qué nos gusta más la música cuando viajamos en auto?

5 errores que no debes cometer después de los 30