in

Lindo Love

Cómo saber si están listos para casarse

Estar enamorado y preparado para casarse no siempre ocurre al mismo tiempo. Incluso hay parejas que se casan sin estar enamoradas o enamorados que no llegan a casarse nunca. El hecho es que para tomar una decisión tan importante como esta, se tiene que estar seguro.

Si estás pensando que ya deberías dar el siguiente paso con tu pareja como Dios y/o la Ley manda, te decimos qué debes tener claro antes de hacerlo. ¡Toma nota!

  • Decir adiós a tu cama de soltero

De ahora en adelante, dormirás al lado de una persona por el resto de tu vida. Tendrán que ajustar sus horarios de sueño y acostumbrarse a la intimidad y las mañas que cada uno tenga al dormir, como roncar, dar vueltas, desarroparse, entre otras.

  • Aceptas que tendrás doble familia

Si la familia de tu pareja te cae bien, es una ventaja, pero si no, debes prepararte. Ahora compartirás más seguido con ellos y deberás aceptar que formen parte de tu vida y tú de la suya. Además, si llegan a tener hijos, también debes permitir que convivan con ellos.

  • Compartirás tus ingresos

Ya no podrás gastar tu dinero en lo que deseas todo el tiempo. Ahora tendrán que compartir los gastos y muchas veces será para cosas necesarias y que en tu antigua casa ya tenías, pero eso forma parte de la unión.

  • Aceptarás a tu pareja con todo y lo que no te gusta que haga

Si hay algo que no te agrada de tu pareja, por muy leve que sea, debes entender que será algo que hará por siempre. Visualiza si podrías soportarlo durante cinco, diez, quince, veinte y más años.

  • Ambos deben querer lo mismo

Deben tener claro que casarse no se trata del día de la boda y ya; el matrimonio es un camino lleno de decisiones que deben tomar en conjunto. ¿Ambos quieren casarse? ¿Ambos quieren vivir en la misma casa? ¿Ambos quieren tener hijos? ¿Ambos quieren tener una mascota?

  • Deben saber compartir

No solo en las buenas, sino en las malas. Habrá tareas que ninguno querrá hacer, pero deben repartirse las obligaciones para mantener una convivencia saludable.

  • Cederás un poco de tu tiempo libre

Muchas veces tendrán que cambiar el “yo” por el “nosotros”, y eso incluye asistir a reuniones que no quieres, pero son importantes para tu pareja, ver una película que no quieres, etc., mientras quisieras hacer lo que hacías cuando no estabas casado.

  • Renunciar a las citas

Ya no hay vuelta atrás. Si te casas, ya no podrás tener citas con alguien más a menos de que te separes o seas infiel. Pero si aún piensas en esto como una limitación, ¿para qué te casas?

¿Qué opinas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Restaurante para mascotas

El restaurante de mascotas

juegos de mesa

Los cinco mejores juegos de mesa para la familia