in

Lindo Love WIN

Cómo lograr que tus hijos te obedezcan

Tener un hijo no es tarea fácil, pues por más que disfrutemos compartir y aprender de ellos cada día, hay veces en las que se comportan de manera negativa y es necesario conseguir que cambien de actitud. Si sientes que no te obedecen por más que les digas lo que hacen mal, hoy te diremos cómo lograrlo. ¡Toma nota!

Pero primero… ¿por qué desobedecen?

La mente de los niños es muy diferente a la de los adultos, y a pesar de que todos fuimos niños algún día, parece que con el tiempo y las nuevas experiencias que acumulamos a través de los años, olvidamos un poco lo que se sentía ser uno y todo lo que pasaba por nuestra mente.

Debes reconocer que los niños hasta cierta edad aún no desarrollan conciencia de lo que está bien y lo que está mal, por eso es probable que deseen descubrir lo que ocurre si hacen algo o lo que podría ocurrir si no.

Cuando tengas conciencia de que tu hijo está apenas aprendiendo muchas cosas que son totalmente nuevas para él, entenderás que la mejor manera de que comprenda que hace algo mal es explicándole por qué lo es.

Cómo lograr que mi hijo me obedezca

A continuación, te decimos qué debes hacer para –de una vez por todas– no tener que repetirle lo que está mal.

Establece límites

Para los niños, todo es posible a menos de que sepan que hay un momento en que deben detenerse. Si no le enseñas a tu hijo cuál es el límite, no sabrá cuándo está obrando mal. Sin embargo, estos límites deben ser realistas y coherentes para que no desobedezca.

Establece normas

De igual modo, debes imponer normas adecuadas según su edad. Recuerda que, ante todo, es un niño y parte de su personalidad es cuestionar todo hasta que sacie su curiosidad. Para que no se llene de confusión y sobrepase los límites, debes armarte de paciencia y enseñarle que cumplir las normas es positivo para conseguir que las cosas funcionen.

Explícale el porqué

Tu hijo querrá saber por qué algo está bien o mal, así que debes darle razones válidas y que él pueda comprender. Un “¡porque yo lo digo!” jamás será una buena respuesta. Solo conseguirás que vuelva a desobedecer, pues realmente no entiende por qué está mal lo que hace.

Consecuencias

Una manera sencilla de explicarle para que comprenda es hablándole sobe las consecuencias de sus actos, de este modo entenderá el daño que causan sus acciones y pensará dos veces antes de repetirlas.

Castigos

Deben ser acordes a su edad y directamente relacionados con lo ocurrido. Pero, eso sí, jamás le suspendas un castigo ni le digas que harás algo que luego no harás, pues así solo conseguirás que pierda el efecto que quieres lograr.

Consejo: haz que tu hijo reflexione y te comente por qué cree él que lo que hizo está mal. Sus conclusiones te ayudarán a entenderlo y ayudarlo a mejorar.

¿Qué opinas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

animales famosos

Los diez animales más famosos de la historia

10 cosas que todos hicimos en la Universidad